El vibratrón

El grupo de robótica de la Universidad Carnegie Mellon ha desarrollado un artilugio que han bautizado como Vibratrón, y que viene a ser un vibráfono robótico.

El sistema funciona con 30 solenoides que dejan caer unas canicas de acero sobre las teclas del instrumento, produciendo una nota. Un tornillo de Arquímedes se encarga de volver a subir las canicas a su posición inicial para poder seguir tocando.

En el video, la melodía «Circus Galop», escrita para dos pianos e imposible de interpretar, y casi de escuchar, por humanos.

La verdad es que el invento recuerda a uno de los famosos vídeos de Animusic:

(Vía: Engadget)