Tecnología, accesibilidad y música

227417_122071821208568_1827577_nEsta semana se están celebrando en la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Alcalá las IX Jornadas de Convergencia Ciencia y Tecnología organizadas por la cátedra Vodafone-Universidad de Alcalá. Las Jornadas se centran en la difusión de actividades de I+D+i en materias de salud y accesibilidad.

El martes tuve el placer de ser el encargado de moderar la sesión, en la que se presentaron cuatro proyectos muy interesantes: un conversor de texto a lengua de signos, un sistema basado en la nube que facilita la accesibilidad de la web, una iniciativa para la ayuda a personas con parálisis cerebral, y un portal universitario para alumnos con síndrome de Asperger.

Las cuatro presentaciones fueron extraordinarias, y no puedo menos que felicitar y agradecer a todos los ponentes por venir a presentarnos su trabajo. Fueron capaces de interesar e incluso emocionar a todos los asistentes en más de una ocasión al mostrarnos verdaderos modelos de superación. También pudimos ver cómo actividades que muchos no valoramos en nuestro día a día suponen un verdadero desafío para muchas personas, y la forma en que la tecnología puede ayudar a superar estas dificultades.

En un descanso, hablando con los ponentes, comentábamos cómo hace años ninguno nos imaginábamos que la accesibilidad podría ser una salida laboral para un ingeniero o licenciado. Por ello, a todos nos parecía muy importante organizar este tipo de actividades, para mostrar a nuestros estudiantes el trabajo que se está haciendo en este ámbito y que pudiesen ver una posibilidad que quizás no tenían en sus mentes.

Cada vez es más común encontrarnos con nuevas empresas dedicadas al desarrollo y aplicación de tecnologías para la ayuda a la inclusión social y la accesibilidad de personas con cualquier tipo de discapacidad, física o sensorial. Basta con darse una vuelta, por ejemplo, por la App Store o por Google Play, y nos podremos encontrar con cientos de aplicaciones para tabletas y móviles en este sentido, demostrando que hay un buen número de desarrolladores trabajando en esta línea. Las presentaciones que estamos viendo a lo largo de la semana nos demuestran que, con imaginación, es viable trabajar ayudando a quienes más lo necesitan.

tumblr_inline_miw4k4uWFE1qz4rgpAl hilo de lo anterior, ayer me topé por casualidad con la página web de Mandy Matz. Si no la conoces (como reconozco que me sucedía a mí), Mandy es música y artista multimedia. Tiene 36 años. Y se está quedando ciega.

Desde su blog Mandy está lanzando un llamamiento para fomentar el desarrollo de interfaces que permitan la interpretación y composición musical a personas con pérdidas visuales. En los últimos años hemos ido viendo multitud de interfaces musicales a cual más extravagante, desde guantes musicales, hasta instrumentos invisibles para iPhone, pasando por controladores basados en kinects o webcams u orquestas dirigidas por el movimiento. Hay eventos periódicos, como el Music Hack Day en los que los desarrolladores se juntan y comparten sus ideas y presentan sus últimos productos. Todos estos productos nos sirven para explorar nuevas formas de interacción y de expresión musical, que luego pueden ser aplicadas a casos como el de Mandy.

Si te interesa el tema, Mandy acaba de crear un blog, Hack Blindness, donde escribe sobre cómo ayudar a desarrollar nuevas formas que puedan ayudar a personas con pérdidas visuales a interpretar y componer música. También puedes seguir en Twitter el hashtag #hackblindness.

Personalmente creo que nosotros, como ingenieros, disponemos de las herramientas necesarias para ayudar a gente como Mandy a alcanzar su objetivo. El suyo es un caso particular, pero como ella existen millones de personas con necesidades especiales a las que entre todos podemos contribuir a ayudar.

Imagen: Hack blindness
Imagen de cabecera: Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *