La piratería cuando no había ordenadores

Nadie dijo que fuese fácil 😉

Primero se construye un marco de madera, bien sellado para que no se escape nada, y ponemos dentro el disco con la cara que queremos copiar hacia arriba.

Se vierte una mezcla de silicona sobre el disco. Tiene que tener unos 5mm de grosor y se debe dejar reposar toda la noche.

Retiramos el molde de silicona.

Echamos el vinilo sobre el molde de silicona.

Lo retiramos con cuidado.

Se recorta, se le hace un agujero en el centro, y ya tenemos lista nuestra copia.

¿Y se oye bien? Pues la verdad es que no lo sé, no lo he probado, pero si alguien se anima que nos lo cuente.

Si quieres ver de verdad cómo se hacen los vinilos, este documental de 10 minutos te lo muestra:

Vía SynthGear

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.