El padre español de los viajes en el tiempo

Cuando pensamos en viajes en el tiempo, a casi todos se nos viene a la cabeza el nombre de H.G. Wells, y en particular su novela “The Time Machine” editada en 1895. En ella, Wells relata las aventuras de un científico y su invento: una máquina capaz de viajar en el tiempo. La novela se detiene más bien poco en hablar de la máquina en sí y las posibles paradojas temporales, teniendo más una finalidad moralizadora.

Lo que no tantos saben es que el primer escritor en imaginar una máquina capaz de viajar en el tiempo no fue Wells, sino un español: Enrique Gaspar y Rimbau.

Gaspar, madrileño nacido en 1842, no tiene una gran obra dedicada al género de la ciencia-ficción (era más bien un escritor de teatro), pero en 1887 editó una novela, “El Anacronópete”, en la que describe una especie de nave capaz de viajar en el tiempo. En la novela, con formato de zarzuela y estructurada en tres actos, se habla de un científico español, Sindulfo García, que presenta en la exposición universal de París de 1878 una máquina, el anacronópete, capaz de viajar en el tiempo. El nombre del artilugio viene del griego “Aná”, que significa atrás, “Crono”, el tiempo y “Petes”, el que vuela. A lo largo de la historia, en la que no faltan aventuras, visitamos entre otros la batalla de Tetuán en 1860, la rendición de Granada en 1492, la China imperial del 220, o Pompeya en el 79, llegando incluso a los tiempos de Noé y al día de la creación.

Esta novela no es la primera en la que se habla de viajes en el tiempo, pero hasta entonces siempre se había hecho de forma vaga, sin entrar en los detalles de cómo se conseguía, achacándolo muchas veces a magia o sencillamente sueños. Gaspar es el primer autor en el mundo que utiliza, con mayor o menor éxito, la tecnología para explicar este tipo de viajes.

Resulta cuanto menos curioso que, mientras que la novela de H.G. Wells ha gozado de gran reconocimiento a nivel mundial, ésta cayó rápidamente en el olvido. De hecho sólo ha habido dos ediciones del libro: la primera de 1887 y otra de 2000 de Círculo de Lectores en la que se basó la de 2005 de Minotauro. No ha sido hasta este mismo año que se ha traducido al inglés. Gracias a Google Books se puede encontrar la primera edición que guardan en la Universidad de California en formato electrónico en la red.

El inventor de la máquina del tiempo, por tanto, es español y se llama Enrique Gaspar.

(Las imágenes están extraídas de las ilustraciones de la primera edición del libro)

2 opiniones en “El padre español de los viajes en el tiempo”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.